Bluhm: Huertos urbanos

By Mitzi Gonzalez

Aviso Importante: Esta iniciativa puede encontrarse en fase de idea. Será responsabilidad de las personas con interés en hacer una reserva de inversión de carácter informativo exclusivamente, el darle seguimiento al emprendedor, hacer el correspondiente análisis legal y financiero, y de llegar a un acuerdo entre las partes, concretarán la intensión de participación realizando la aportación económica directamente en la cuenta bancaria de la iniciativa. Las aportaciones económicas para esta iniciativa no se realizan a través de Inixar. Inixar no es una institución tecnológica financiera, sólo facilita el acercamiento entre personas.

$20,000
Goal
4
Intentions
20
Days left

Traducir el gran cambio a una ciudad sostenible en pasos individuales, sencillos, inclusivos y naturales a través de los huertos urbanos.

  • NLE, MX
  • Business
  • Environment
Created by
Foto%20propia
Mitzi Gonzalez
Allies
Untitled 2
HUB de Emprendimiento e Innovación UDEM

About this project

Si estas leyendo esto, te lo agradezco, quizás te lo cruzaste porque al menos por este medio. Si no te lo quieres echar todo, te invito a que leas las secciones: Sobre Bluhm,  Primer paso, ¿A donde va el dinero? y Gracias. 

Te platico un poco de mí, para que veas que soy una persona real y que también he sido muy afortunada. Esto es una pequeña forma en la que puedo trabajar por devolver lo que me han dado. Primero que nada gracias y si tienes alguna idea, sugerencia, apoyo o palabras que compartirnos no dudes en contactarme.

"Dejar el mundo en mejores condiciones de como lo encontramos." Baden Powell

¿Quiénes somos? 


Hola, yo soy Vanessa Ramos, una mujer de 22 años y estudiante de Relaciones Internacionales. Soy de Monterrey aunque por mí acento muchos no me creen. Mi valor es la justicia, y la defensa de los derechos humanos es mi propósito en este mundo. Desde pequeña siempre he sido muy curiosa y mi anhelo era ser una científica loca que descubriera misterios o secretos de la vida. No soy científica ahora, pero sí mantengo mi curiosidad y juicio crítico ante todo. 
Viajar es una actividad que me da vida, y leer sobre cualquier tema social me da poder. Si tuviera que describir mi forma de ser, diría que soy postmoderna: para mí no hay verdad absoluta y todo puede ser verdad o ser posible. Con ello en mente, actúo en la vida. 
Una de mis frases favoritas es: “Para palabrerías sin acciones, es mejor quedarse callado”; y es que soñar es fácil, pero actuar no tanto. Así que cuando pongo en marcha un proyecto, por más pequeños que sean mis pasos, para mí es un gran logro porque he pasado de describir mis sueños a ponerlos a andar.

Soy Linda Martínez, estudiante de Diseño Industrial en la Universidad de Monterrey. Me apasiona participar en proyectos ambientales y sociales, lo que me ha llevado a formar parte en diversas causas para el cuidado del medio ambiente. Creo que el diseño es una forma en la que puedo introducirme al mundo, creando cambios en la forma en la que producimos bienes y fomentando el consumo responsable. Me gusta mucho leer y aprender de temas variados para poder llevar diferentes perspectivas a mi diseño. 

“La sustentabilidad no es una opción, es el único futuro que nos queda.”

¡Hola! :) y pues yo soy Mitzi González, tengo 21 años de edad, estudio la Lic. en Creación de Negocios en la UDEM y soy orgullosa foránea. Soy de Tijuana y ahí pase la mayor parte de mi vida hasta que me vine a estudiar a Monterrey. Soy Scout desde los 8 años de edad, adoro estar entre la naturaleza, subir cerros, escalar y pasar tiempo con mis amigos y familia. Me gusta leer desde libros de filosofía o desarrollo personal, hasta novelas ficticias o de educación. Claro que también me gusta cultivar y estar en contacto con la naturaleza. Aprendo mucho de ella, y se que es de las mejores maneras de entender que este mundo natural y la humanidad deben aprender a convivir. En tres palabras me considero: Amigable, proactiva y reflexiva.

De pequeña quería ser inventora o cientifica, tenía la intención de crear algo que pudiera ayudar a otros. Hubo un tiempo en el que quería ser paleontologa y doctora al mismo tiempo. Mi sentido capitalista nació después, pero en realidad no era con la intención mera de producir dinero, sino buscar la manera de combinar el servicio con generar valor economico. Descubrí que alguien había pensado eso mucho antes que yo, y comprendí que el dinero lo debía ver como una herramienta para poder ser útil a más personas.

Estudio en Monterrey, gracias a mis padres y a las oportunidades que se presentaron, y por lo mismo y más, siempre he sentido que desde mi profesión puedo hacer más para servir mejor. Ha sido uno de mis más grandes retos que he enfrentado fue el proceso de venirme a estudiar y adaptarme a una nueva ciudad. Desde dejar a mi familia, a Tijuana, a mis amigos y lo que conocía, hasta buscar la beca y facilidades para poder permanecer estudiando. 

Me apasionan los temas de sostenibilidad y medio ambiente, el tema de emprendimiento social y sobretodo, la educación experiencia o facilitación. Creo que por eso trato de combinar todo lo que hago en esas tres cosas, y este caso no es la excepción. Gracias a mi familia scout, mis maestros y mis grandes amigos que me han acompañado, me he formado a como soy ahora. Mis padres han jugado un gran papel, pues han sido mis mejores ejemplos a seguir, los que me conducieron al movimiento scout y los que plantaron esa semilla que me ha hecho seguir adelante en lo que me propongo. Han habido momentos díficiles, ser foránea es un reto que no esperaba vivir, pero que me ha hecho madurar y conocerme más.  Y pues, yo te contare un poco de porque hoy pedimos tu apoyo:)

"Si algo te da miedo, con mayor razón tienes que hacerlo. Porque cuando menos miedos tienes, más libre eres. Si no me crees intentalo, no pierdes nada mas que el miedo." MG

¿Y de dondé salió Bluhm?

La primera vez que vi el smog en Monterrey creí que era una neblina fea que no me dejaba ver bien los cerros. Me causo un poco de temor saber que eso estabamos inhalando todos los días y que además era un efecto de la contaminación que ocasionabamos. El río seco que atraviesa Monterrey, zonas verdes escasas, y luego yo estaba comprando PET para tomar agua. Me sentí impotente ante lo que veía e hipócrita porque andaba usando una botella de plástico que tardaría siglos en degradarse. Era incomodo saber que la forma cómoda en la que vivía, porque mi forma de vivir estaba ayudando a acelerar el cambio climático, la contaminación, la incertidumbre y
la indiferencia.

 

Y luego, me entero de esto:

Después de utilizarse casi el 70% del agua potable en el mundo, la lechuga emprende su camino a ser consumida. Actualmente 33 % de la tierra usada para la agricultura ya está degradada, por lo que se talan casi 13 millones de hectárea de bosques al año para poder sembrar y tomando en cuenta que la demanda de alimentos crecerá casi el 60% para el 2050 incrementa la tala de hectáreas. La lechuga es transportada, refrigerada y almacenada. Se le envuelve en algún plástico y está lista para la venta. Dura más porque es transgénica así como el resto de varios alimentos casi industriales por eso casi el 75% de la diversidad genética en los cultivos se haya perdido, por ende haciéndola más vulnerable a plaga.  Todavía se pierde en el proceso parte de las lechugas y en consumidor tira otra parte. Así 33% de los alimentos producidos se pierden de los cuales 45% son frutas y verduras. Es la agricultura actual la que está acelerando el cambio climático, y estas malas prácticas tratan de abastecer en tiempo y forma la demanda actual de alimentos
(resumen extraído de diferentes referencias entre ellas la FAO y la ONU).



Lo alarmante era que lo que comía ocasionaba todo eso, el smog sólo era lo más visible detrás de lo que ocurría y que el tema de la agricultura era uno de los principales causantes de las emisiones de CO2 a la atmosfera. Y entonces me entere de que la agricultura ocasionaba problemas que alimentaban el cambio climático, mi forma de vida en si misma, y la de millones de personas también. Era entre la impotencia, entre no poder ver bien al otro lado porque el smog se atravesaba, entre que la ciudad era gris porque apenas hay espacios verdes y entre que hasta lo que comía 

Entonces, ¿porqué huertos urbanos?
Pues es que son una maravilla, pero deja te explico...

Desde que supe que se podía crecer tu comida en casa, me llamo la atención. Los huertos urbanos son un tema que no es nuevo, sin embargo, para los que siempre han vivido en ciudad si puede resultar una experiencia novedosa. Más allá del jardín casero, el huerto urbano es una muy buena excusa para reunir a la familia, producir alimentos orgánicos, apoyar a la resiliencia contra el cambio climático y aprender de un hobby (notése que para mucha gente no es hobby sino su única manera de vivir) que hace más que sólo conectarte con la tierra. Decidí entonces empezar mi propio huerto y fue ahí donde todo comenzó. Me costó trabajo encontrar la información adecuada y al tener pocos conocimientos no sabía como hacerlo de la mejor manera. Me generaba entre frustración y alegría hacerlo, pero pocas veces lograba tener éxito.

"El huerto urbano utilizado como una herramienta para reconstruir el tejido social." "Huerto urbanos para generar resiliencia contra el cambio climático en la ciudad." "Microhuertos devuelven el valor al agricultor." "El huerto urbano es una experiencia de aprendizaje entre naturaleza y ser humano."

Empece a distinguir tantos beneficios que se me hacia díficl considerar que los defectos como lo podía ser la plaga o el mantenimiento se volvían nulos a comparación. Un huerto urbano genera oxígeno, es un espacio verde, provee alimento y además aprendes en el proceso más de ti mismo que de las plantas. Me comence a cuestionar que tan relevante era hacerlo, y cuando comence en mi casa me di cuenta que tenían razón. Sentía que estaba haciendo algo por el medio ambiente, más que usar termo e irme caminando cuando pudiera. Ya no era es suficiente pretender que somos ecológicos, porque ser sostenibles no es por el medio ambiente nada más. Es por un futuro donde la civilización humana aprenda a hacer sinergía con su alrededor. Incluidos el medio ambiente, otras formas de vida, los suelos y sobretodo, la misma humanidad. Ser sostenibles es una forma de amar al que esta a lado de nosotros, a nuestra familia, a nuestros vecinos, amigos y compañeros. Aquí evidencia, de la cosecha del huerto en mi casa. 



Vanessa, Linda y yo también nos movíamos en esa misma sintonía y no dudamos en construir juntas este camino. Después de bombardearlos con mi dilema colaboramos juntos en lo que ahora te presentamos. Así nace esto, con la intención de hacer más fácil a los que no sabemos cómo  y empezar a construir pequeños cambios desde el hogar, nuestra vida y nuestra familia. Un alto a sentir la impotencia, un alto a sentir que no se puede hacer el cambio desde casa, un alto a ver que es un monstruo de cosas que cambiar y traducirlo todo en pasos sencillos, amigables, deseables e inclusivo. ¿Suena bien, no?

Sobre Bluhm
Ahora si viene lo bueno...

Nuestra iniciativa se llama Bluhm, un emprendimiento social que busca hacer de la sostenibilidad ambiental pasos sencillos, amigables, deseables e inclusivo a través de la horticultura urbana. 

Buscamos acelerar la formación de ciudades más sostenibles al facilitarle al individuo al traducir la misma sostenibilidad en pasos sencillos, amigables, deseables e inclusivos a través de la horticultura urbana. 
  • Sencillos para aprender, llevar al hogar y comenzar a hacer el cambio y transformar tu espacio desde casa.
    • Marketing enfocado a incentivar prácticas en pro del medio ambiente. 
    • Talleres de sensibilización y acción para facilitar a niños y adultos a poder hacer su huerto urbano.
    • Acompañamiento con tu primer adquisición de tu Bluhm Box (kit de  plantas aromáticas).
    • Kit educativo para escuelas: "Mi primer huerto"
  • Amigable para que cualquier individuo que pueda reconectar con la naturaleza y adoptar un nuevo hábito.  
    • Comunidad Bluhm en redes sociales y con aliados clave. 
    • Elaboración de huertos vecinales, escolares, familiares.
    • Introducción a la hidroponía y otras alternativas que disminuyen la huella de carbono ocasionadas por malas prácticas agrícolas. 
  • Deseable para que más se unan a construir desde el hogar espacios verdes de vida en la ciudad.
    • Combinar las tecnologías con la producción agrícola en la ciudad.
    • Recuperación de espacios degradados urbanos por espacios verdes.
  • Inclusivo para poder garantizar la soberanía alimentaria sin tanta distinción económica. 
    • Programas de producción agrícola en zonas pobres urbanas para generar emprendimientos de parte de mujeres de familia.  
Primer paso
¿Y cómo empezamos?

¿Qué te parece tener tu propio huerto urbano? Sencillo. Bluhm te ayuda con eso. La empresa provee con las herramientas básicas del cultivo urbano incluyendo plántulas, tierra y macetas. ¿No sabes cómo cultivar? Bluhm te enseña y te guía con su manual. ¿Plaga? te acompañamos en el proceso para ayudarte a lograr tu cultivo.  Asimismo, la empresa busca un cambio cultural.Por tanto, ofrecemos talleres a niños en escuelas quienes con nuestras Bluhm Box viven una experiencia única, adentrándose al mundo del cultivo. Del mismo modo, el marketing Bluhm está diseñado para concientizar sobre la sostenibilidad y la responsabilidad que tenemos con el medio ambiente. 

Buscamos acelerar el proceso de soberanía alimentaria, aumentar los espacios verdes en la ciudad, incrementar la relación de las personas con la naturaleza y facilitar una transición en la que el individuo aprovecha su capacidad para transformar su espacio en uno más sostenible. Nuestros productos y talleres buscan ayudarnos a alcanzar nuestra metas. Nuestro modelo de negocio se centra en vender kits educativos para la experiencia del huerto urbano, generar huertos caseros para el consumo familiar y dar talleres que provean herramientas para ir llevando esto a nuestra forma de vida. Sin embargo, nuestra intención es que sea algo inclusivo y las ventas nos ayudan a mantener a organización, mientras construimos sin costo huertos en escuelas públicas, en espacios públicos, damos talleres de sensibilización o de capacitación para la elaboración de los huertos y además buscamos generar más alternativas para que los huertos puedan ser una fuente de empleo. 

¿A dondé irá el dinero? 
Pues mira, así esta la cosa. 

Buscamos reunir nuestros primeros $20,000 pesos para poder invertirlos en este negocio que queremos iniciar. Creemos que a través de ello tendremos la oportunidad de comprobar que si hay gente interesada en empezar esta práctica y queremos facilitarla. Con un huerto de 0.375 cm2 producimos oxígeno, alimento y ampliamos la cantidad de espacios verdes. ¿Qué pasaría si 3 personas adquieren 3 de esos huertos? Entonces ya hay 1 m2 mas en Monterrey de espacio verde.

Si sólo el 0.01% de nuestro mercado potencial que son mujeres de entre 30 y 40 años que son madres de familia y niños en edades entre 9 y 12 años que viven en Monterrey o en San Pedro Garza García, existe un mercado de $126,504.63 si tan sólo adquirieran un producto de Bluhm. La intención es que ese dinero genere un retorno social de casi el doble $250,000 porque habran aumentado casi 158 m2 de áreas verdes, producción de oxigeno y además el dinero nos ayuda a poder crear camas de 11.9 m2 de manera gratuita para la producción en escuelas públicas o espacios vecinales. 

Aún nos falta saber cuánto oxígeno podrían generar los huertos, cuanto alimento se podría producir, el cómo optimizar el uso del agua en tu huerto e integrar tecnología en la misma producción. Nos hace falta inversión para poder iniciar con ese proceso. 
Así lo dividiriamos:
  1. Para la elaboración de los primeros prototipos de la BluhmBox, que será un producto biodegradable, para outdoor, maceta de plantas aromáticas y con su kit para de propia elaboración. Requerimos alrededor de $1000 para compra de madera, probar selladores y diseño de 3 versiones diferentes. ($1000)
  2. Para elaboración de un manual educativo para niños con objetivos de aprendizaje, talleres, actividades didacticas y elaboración un primer huerto pequeño. ($1500)
  3. Compra de materiales para impartir talleres que serán pañuelos, palas, pelotas, material didáctico y papelería. ($1000)
  4. Registro de la marca Bluhm. ($2500)
  5. Herramientas de producción de los huertos que son taladro y kit, máquina para coser costales, engrapadora de pared, 2 palas, 2 picos, sierra caladora, segueta de arco, medidor de pH y martillo. ($9000)
  6. Inversión para elaboración de experimentos entorno a sistemas hidropónicos caseros. ($5000)
Acá a lado podrás conocer nuestras recompensas, primero que nada gracias por creer en nosotros, nos aseguraremos que esto siga creciendo. Lo que tu aportas es una pequeña semilla que nos aseguraremos de cuidar para que germine :)

Gracias
En resumidas cuentas...

En Bluhm creemos que la semilla del cambio ya esta siendo plantada, sólo hace falta que no se nos olvide regarla, darle luz, darle buena tierra. Queremos invitarte que formes parte de esto, somos una comunidad que siempre estará abierta para que nos sumemos a llenar nuestra casa, nuestras escuelas, nuestra vida de espacios verdes que le de otro color a una ciudad gris de smog. 
Bluhm es un facilitador para que crezcas tus propias plantas de temporada, lechugas, monocultivos y multicultivos, hierbas aromáticas para el té o especias. Buscamos plantar las bases de lo que será la transformación a la agricultura sostenible. Empezando con pasos pequeños, con pasos individuales; impactando en la cultura del consumo primero, para después transformar la cultura de producción. Ayúdanos con esta misión. Si queremos volver a ver un mundo con ojos de esperanza, es más fácil hacerlo cuando actuamos desde lo que somos; en el hogar, en la escuela, en la empresa...un pequeño cambio como cultivar en casa y ¡Bluhm! se obtienen más espacios verdes, una cultura más consciente, una alimentación más propia y un mundo más sostenible.

¿Quieres Ayudar?

Puedes apoyarme mediante una aportación en línea y compartiendo mi proyecto con tus amigos en Redes Sociales, WhatsApp, y correo electrónico, para que se corra la voz y pueda llegar a la meta lo antes posible. Tengo preparadas increíbles recompensas para ti.

¿Cómo Realizar una Aportación en Línea?

1. Da click en el botón de "Aportar".



2. Te pedirá iniciar sesión en tu cuenta de inixar; en caso de no tener una, puedes crearla fácilmente con tu correo electrónico o redes sociales, aquí: https://www.inixar.com/registro/nuevo.

3. Podrás escribir la cantidad que deseas aportar y seleccionar una de las increíbles recompensas que tenemos para ti.

4. Da click en "Continuar" y selecciona tu método de pago entre: Tarjeta de Crédito/Débito, PayPal, Depósito en Bancos, Transferencia Electrónica (nacional e internacional), y Depósito en Tiendas de Conveniencia (7-Eleven, Soriana, Farmacias Guadalajara, Tiendas Extra, entre otras). 

5. Da click en "Continuar" para finalizar. Si tienes alguna duda o necesitas ayuda, puedes pedir soporte en el chat en línea que se encuentra en la parte inferior de la página, al correo soporte@inixar.com, o al Whatsapp: +52 81 1904 6303.

6. Por favor Comparte. ¡Muchas Gracias!



Contact information

Please make a donation to view contact info